Ir al contenido principal

IN MEMORIAM MARILYN MONROE




Utilizaron tu hermoso cuerpo para templar su soledad Y ellos se sirvieron   de tu ingenuidad Para comprar el precio de la fama. Todos querían tu cuerpo, tú deseabas sus almas. Ellos perdían, tú ganabas. Era un contrato perfecto, pero ni el propio Mefistófeles hubiera podido llevar a efecto un pacto tan diabólico. Tu perdiste la vida, Ellos ganaron un ídolo de barro al que aún adoran, blasfemos.

La belleza es un don del cielo Pero siempre lleva su carga de dolor. No todos estamos preparados Para recibir el regalo de los dioses. Cuentan que tus amantes eran príncipes y reyes, pero no por eso menos brutales que cualquier otro ser humano. Utilizabas tu cuerpo de diosa Para comprar las dosis de afecto Que no encontrabas en el supermercado. Ellos ganaban una lujuria triste Tu perdías el afecto en besos comprados. La magia te hizo presente En la mente de todo un universo. Ellos sabían que tu cuerpo No se movía como un robot Mientras se afanaban en desnudarte. Ellos ganaban un placer solitario Tu perdías la autoestima a chorros. Sabías cuál era el camino Hacia el oro y el laurel Pero no eras consciente de estar vendiendo tu alma de mujer. Es hermoso cantar para un presidente, es hermoso actuar para el mundo, pero ¿quién te canta a ti a la luz de la luna cuando tienes encogido el corazón?

Al apagarse los focos Ya no eres Marilyn Monroe Sino la desvalida Norma Jean. Ya no sirven los aplausos, Ni cosquillean las miradas ardientes. Ellos no te conocen en el retrete dónde te refugias para el sollozo La píldora y la angustia a chorros. Norma Jean es una mujer triste. Ellos no lo saben mientras, sórdidos, te manosean entre cuatro paredes. Marilyn perdió a Norma Jean Ellos ganaron una mujer desnuda En un gigantesco calendario. No era fácil ser actriz Y la estrella alumbraba Todas las noches de la ciudad. Ellos ganaron una estrella desnuda Una farola con curvas en medio de la noche Y tu perdiste la posibilidad de ser tu misma. Todos caímos en tus redes celestes, Eras la mujer de nuestros sueños adolescentes Conocíamos cada poro de tu cuerpo desnudo Pero ni un retazo de tu alma escondida. Todos te violaban pero nadie hablaba contigo: No tenían nada que decirte. Tu pagaste el precio de la belleza felina, ellos se lo cobraron en fantasías como dardos que dejaron tu corazón con tantos agujeros como un queso gruyer. Al final todos contentos, Ellos tienen su hermoso ídolo de barro Y tu conseguiste librarte de ellos. Ahora descansas en un lugar solitario barrido por ráfagas de viento A dónde nadie ya puede llegar.

 César García - Escritor (Soria)

Comentarios

  1. Norma Jeane Mortenson (Los Ángeles, California, Estados Unidos, 1 de junio de 1926 – ibídem, 5 de agosto de 1962), mejor conocida en el mundo artístico por su seudónimo Marilyn Monroe.

    Estuvo marcada su vida por el estigma de la enfermedad mental de su madre, que la abandonó a que la cuidaran unos parientes. Se dice que sufrió acoso sexual de adolescente, se casó con deciséis años para ¿huir de un hogar? Un cazatalentos la descubrió cuando ella merodeaba por L.A., y cambió su tono de pelo, le hicieron rinoplastia, cambiaron el mentón. La quisieron convertir en una rival para la sex-simbol del momento, otra actriz rubia oxigenada.

    En sus inicios como modelo, saltó a la fama por el posado desnudo de la revista "Playboy", numerosos camioneros de la época llevaban ese póster.

    A mi modo de ver considero que fue utilizada, desde su primer marido al último, y los innumerables amantes que parece ser tuvo. Los más conocidos los hermanos Kennedy. Su muerte sigue siendo un misterio ¿intento anutolítico? ¿asesinato?

    En su último papel en la película "Vidas Rebeldes" se puede ver en algunas escenas, como en la de la captura del potro, que no estaba interpretado. Su rostro lo dice todo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si eres tan amable, deja tu comentario.

Entradas populares de este blog

¡Qué maravilloso es el cine! CASABLANCA/Miguel Pina

"El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos"

Ilsa: - Lo dices porque quieres que me vaya.
Rick: - Lo digo porque es la verdad. Los dos sabemos que tu lugar es con Víctor. Tú eres parte de su obra. Si no te vas con él, te pesará.
Ilsa: - ¿Y nosotros?
Rick: - Nosotros siempre tendremos París. No lo teníamos hasta que viniste a Casablanca. Anoche lo recuperamos.
Ilsa: - Y yo dije que nunca te dejaría.
Rick: - Nunca me dejarás. También tengo obras que realizar. No puedes ser parte de lo que yo debo hacer.

Este es un solo ejemplo, de los maravillosos diálogos de esta obra maestra del cine clásico. Amor, desamor, historia y belleza en el cine.

Rick Blaine es el propietario de un exitoso café-club en la ciudad marroquí de Casablanca. En el contexto de la segunda guerra mundial, la ciudad se ha convertido en un refugio para las personas que huyen de los estragos del nazismo. Hasta allí se desplaza Ilsa, un antiguo amor de Rick. Llega junto a su marido Víctor, huyendo también de…

DESIRÉE/Lola O. Rubio

Este fin de semana con amigos aún dejó sus huellas, las despedidas de soltero y sus excesos suelen pasar factura el día después. Despierto con un fuerte dolor de cabeza y borrosos recuerdos.  Me miro en el espejo del cuarto de baño y me sorprendo de mi aspecto: con barba de tres días, y con un hematoma en la sien derecha. No recuerdo nada, a mi lado duerme una mujer de cabellera negra, cubierta sólo por un culotte rojo.
Preparo café, un humeante café negro me reconfortará, o al menos, eso espero. La desconocida sale del cuarto, se acerca y la beso, sin mucho interés. Ni siquiera sé su nombre. Un aroma a lilas la envuelve. La sonrío y me pierdo en sus ojos verdes, en su cutis inmaculado. Es toda una belleza. La llamaré más tarde, ella me deja una tarjeta,  ya vestida y se despide con un ¿Nos volveremos a ver? Sacudo la cabeza con mirada embelesada. ¡Vaya mujer!

Voy sin rumbo. El ir y venir del gentío por las calles me causa malestar. Un mar urbano de gentes en un crisol de razas se entre…

¡QUÉ MARAVILLOSO ES EL CINE! GILDA/Miguel Pina

http://www.cineycriticasmarcianas.com
¿Te interesa saber lo mucho que te odio, Johnny? Te odio de tal manera que buscaría mi perdición para destruirte conmigo. -Gilda.

Una parte muy importante de la historia del cine viene marcada por los grandes clásicos que conectaron con amplio sectores de la población. Gilda es uno de los casos más paradigmáticos en este aspecto y por muchas singularidades que concurrieron tras la presentación de la película. Sin duda, la cinta será recordada por la famosa interpretación de la canción 'Put the blame on mame' con la que Rita Hayworth alcanzó la universalidad y se convirtió en un mito erótico del siglo XX. Nunca un "no striptease" de una estrella de Hollywood dió tanto que hablar y es que de hecho la actriz solo se desprende de los guantes durante la escena. En todo caso, la cinta es mucho más que esto, encontrándonos ante una gran historia de amor romántico, impregnada de la mejor esencia del cine noir. Cine para el recuerdo que m…