Ir al contenido principal

SOÑAR QUE TE HE PERDIDO/Carlos Rosique





Soñar que te he perdido,
con esos ojos grandes y rojizos,
volver a verte en todas partes,
sin poder maltratarte lo debido,
para que no sepas donde se esconden,
los hombres largos y peludos,
que como yo andan huérfanos de amores
y buscan la verdad en el olvido.

Retenerte en el jazmín de mi cintura,
profundizar en tu talle y tu escultura,
tenerte en visiones de absenta,
eres limpia y pura como la vida misma,
te miro en blanco y negro, y en colores,
tu bolso rojo pesa cerca de dos kilos,
pero no me das miedo aunque te disfraces de hechicera.

Lucharé por tenerte entre mis manos,
hasta tatuarte la espalda de despojos,
con besos calientes bañados de oro
y rosas calientes partidas en trozos.
El alcohol etílico me mantiene erguido,
menos mal que aún no te he perdido,
y ya sabes que estoy en ninguna parte
o en la utopía de algún alcalde.

Carlos Rosique

MADRID

Entradas populares de este blog

¡Qué maravilloso es el cine! CASABLANCA/Miguel Pina

"El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos"

Ilsa: - Lo dices porque quieres que me vaya.
Rick: - Lo digo porque es la verdad. Los dos sabemos que tu lugar es con Víctor. Tú eres parte de su obra. Si no te vas con él, te pesará.
Ilsa: - ¿Y nosotros?
Rick: - Nosotros siempre tendremos París. No lo teníamos hasta que viniste a Casablanca. Anoche lo recuperamos.
Ilsa: - Y yo dije que nunca te dejaría.
Rick: - Nunca me dejarás. También tengo obras que realizar. No puedes ser parte de lo que yo debo hacer.

Este es un solo ejemplo, de los maravillosos diálogos de esta obra maestra del cine clásico. Amor, desamor, historia y belleza en el cine.

Rick Blaine es el propietario de un exitoso café-club en la ciudad marroquí de Casablanca. En el contexto de la segunda guerra mundial, la ciudad se ha convertido en un refugio para las personas que huyen de los estragos del nazismo. Hasta allí se desplaza Ilsa, un antiguo amor de Rick. Llega junto a su marido Víctor, huyendo también de…

DUAL/ Lola O. Rubio

Es el instante, siempre el instante fugaz e irrecuperable como un ave migratoria. Siento que me pierdo en esta marea azul. Me pierdo y me encuentro. A veces me siento como si fuera dos. Me desdoblo, soy dos, siendo una. El ying y el yang. Las dos caras de la luna. Es mi sentir con las letras desfasadas en un derroche de verborrea falaz.

El azar me trajo a leer tus letras, a sentir como tú sientes, identificarme al cien por cien contigo. Tú no sabes que nos parecemos en todo, que somos las dos caras de la misma moneda. Nacimos el mismo día, el mismo año, en diferente país. No lo imaginas, no, no podrías adivinarlo, pero llevo un bagaje a mis espaldas, he vivido lo que viviste, he sentido lo que sentiste. Este soliloquio es  desnudar mi alma quebrada, rota, de boca en boca en los mentideros de las viejas que hablan sin ton ni son. En las esquinas, ellas parlotean, hablan, deshojan la margarita ¡Qué se yo!

Me gustaría retroceder en el tiempo, recuperar ese tiempo perdido. Necesito como …

ENTREVISTA A ÓSCAR LAMELA MÉNDEZ por LOLA O. RUBIO

Óscar Lamela Méndez es un gaditano de 40 años afincado en Madrid desde hace diecisiete años.


Tiene tres novelas en el mercado: LLAMADA DE SANGRE con Espasa Calpe en formato digital con la que ganó el concurso Tagus Live de 2014 y LOS PASOS DEL FIN editada con Diversidad Literaria. Además, ha colaborado en varias antologías literarias como “Todos contra una” editada también por Diversidad Literaria para apoyar la lucha contra el cáncer de la Fundación Cris Cáncer y otras en colaboraciones en plena fermentación literaria.





Con la segunda novela en la editorial Diversidad Literaria “Los pasos del fin”  EL ASESINO ESTÁ SERVIDO, Disponible en Amazon.