Ir al contenido principal

Mi TIERRA, MI VIDA/Antonio Portillo Casado

Antonio Portillo Casado (Jaén 1963). Es poeta y funcionario. Tiene estudios en Seguridad, Derecho y Geografía e Historia. Es miembro de ACE-Escritores,  de la Asociación de Escritores de Madrid, amigo de la Fund. Centro de Poesía José Hierro y miembro de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna (Capítulo Reino de España) así como a varias asociaciones poéticas y ONG. Siendo joven  queda admirado, entre otros, por los poetas Lope de Vega, Quevedo, Antonio Machado, Espronceda, Larra, Zorrilla, Miguel Hernández, Lorca, Alberti, Celaya, Blas de Otero, León Felipe, Unamuno. Cree que la poesía es belleza, sentimiento, crítica y reflexión. Defiende una poesía humana, para todos. Sigue perfeccionando su itinerario poético desde su poesía hacia la POESÍA. Acude a Tertulias Literarias en Madrid. Participa en Encuentros poéticos: Úbeda, Valencia, La Mancha, Córdoba, Sigüenza. Sus poemas han sido publicados en varias revistas digitales (Azahar, La Alcazaba). Ha sido entrevistado en varias emisoras de radio entre ellas (Epikadial, Radio Enlace de Madrid, Radio Juventud de Conil (Huelva).
Poemarios:
-Amanece Copo a Copo nov. 2015
-Singladuras 2017





MI TIERRA, MI VIDA


Tierra centelleante y seductora.
Tierra altiva y sencilla.
Oquedad que tengo en mi corazón en este atardecer.
Triste hueco que no se colmará
hasta que mis tristes ojos por tu aurora de colores,
queden seducidos, ¡oh morena mía!
Horizonte deseado, que lejos estoy de ti,
¡qué daría mi alma por estar junto a ti!
Inevitable añoranza en la que mis tristes lágrimas seco
en este ocaso oscuro y mortífero.
Porque… ¡de añorar es lo que se ama,
lo que se lleva muy dentro de sí!
¡Pobres pupilas mías que no contemplan tu irradiante luz!
Qué mísero me encuentro sin tus verdes esmeraldas
que mi alegría fueron y ahora agudizan mi callada tristeza.
Se disgrega mi alma, desaparece mi corazón,
se agranda mi dolor.                   
Amarga dolencia que me obstruye, que me encoge,
que me hace más diminuto.
¡Tierra mía!, lumbre de mi cuerpo,
célula de mi felicidad. Tu ausencia…
ahora…
me engulle en este peñasco frío.
Mi verso, proclama mi dolor…
Sin tu sabor, sin tu aroma, sin tu calor, sin tus múltiples colores ¡tierra mía!,
la tenue y elocuente noche sureña
se torna en una capa mustia y podrida que sepulta  mi corazón.
¡Tierra querida!, te quiero ver, te quiero oír, te quiero sentir.
Sí, tengo tanta sed de ti, que seca
y mohosa va quedando mi boca.
Aquellos vibrantes y danzantes álamos
que acariciaban a mi sosegado Guadalquivir.
Aquellos álamos dorados y resplandecientes como una llamarada.
Aquellos chopos cantores de exquisitas y exóticas músicas
que la dulce y cálida brisa esparcía por tu cuerpo divino,
¡oh madre mía!, ¡oh tierra mía!
¡Oh mis pacíficos olivos por el sol bañados de luz
aquella tarde arrebatadora!
Aquellos olivos templados cuyas tiernas ramas, madre,
 el don de la vida me daban al acariciar mi tez lozana.
Olivos queridos, olivos viejos, sabios olivos,
vuestros brillantes  frutos, adornos cándidos  
eran de mi alma trémula.
¡Oh Madre sureña!, como me arropabas con tu azul
manto de estrellas, ¡oh  risueña!
Cómo me protegías bizarro olivo,
entre tus firmes y seguros brazos verdes
de las tormentas y frías lluvias.
Hoy tierra materna, hoy olivo amigo,
amado y a salvo quisiera sentirme con vuestra presencia.
Tierra materna y risueña jamás te olvidaré,
¡que tu hijo real quiero volver a ser!
Sentirme en tus brazos. ¡Volver a nacer!
¡Quiero dejar de suspirar!
Anhelo rozarme contigo para que con tu belleza
me envuelvas, me embrujes, ¡madre!.
Y así, llenes la oquedad que tengo, que tengo
en este corazón mío.




Poema del poemario Amanece copo a copo. (c) Antonio Portillo Casado


 https://antonioportillocasado.wordpress.com

Comentarios

  1. Antonio Portillo Casado, es un excelente poeta. Muestra de ello es su último libro que está teniendo éxito por toda la geografía nacional. Desde la tierra de Cervantes, se expande su buen hacer. Agradecer siempre su amabilidad y presto a colaborar. Mi admiración por su sensibilidad. En el poemario "Amanece copo a copo" el autor andaluz, recopila sus poemas de juventud.

    ResponderEliminar
  2. Un estupendo poema, transmite sensaciones, emoción, un canto a la tierra que lo vio nacer y una trayectoria literaria digna de admiración. Gracias por darnos a conocer a tantos autores de calidad. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestro comentario hacia mi persona y obra.
    Encantado de acompañaros en vuestras singladuras.
    Saludos poéticos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanto ese amor a la tierra que se puede sentir, como cuando aprendes a camniar, la felicidad ya esta allí solo hay que esperar a poderla percibir, bello escrito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si eres tan amable, deja tu comentario.

Entradas populares de este blog

¡QUÉ MARAVILLOSO ES EL CINE! GILDA/Miguel Pina

http://www.cineycriticasmarcianas.com
¿Te interesa saber lo mucho que te odio, Johnny? Te odio de tal manera que buscaría mi perdición para destruirte conmigo. -Gilda.

Una parte muy importante de la historia del cine viene marcada por los grandes clásicos que conectaron con amplio sectores de la población. Gilda es uno de los casos más paradigmáticos en este aspecto y por muchas singularidades que concurrieron tras la presentación de la película. Sin duda, la cinta será recordada por la famosa interpretación de la canción 'Put the blame on mame' con la que Rita Hayworth alcanzó la universalidad y se convirtió en un mito erótico del siglo XX. Nunca un "no striptease" de una estrella de Hollywood dió tanto que hablar y es que de hecho la actriz solo se desprende de los guantes durante la escena. En todo caso, la cinta es mucho más que esto, encontrándonos ante una gran historia de amor romántico, impregnada de la mejor esencia del cine noir. Cine para el recuerdo que m…

CASINO/Lola O. Rubio

Carlos salió de madrugada, después de una noche como otras en el Gran Casino. A diferencia esta vez lo había perdido todo: estaba en bancarrota. Vestido con smoking, la pajarita desabrochada mientras esperaba al aparcacoches. Su aspecto inmaculado de hace unas horas ya se ha evaporado. Su mirada mira al infinito, sus ojos miran sin ver. Saca algo de un bolsillo, se lo lleva a sus fosas nasales. Ni eso le anima. Un sudor cadavérico le pasa por su nuca, un escalofrío que presagia muerte. Está muerto. Un muerto en vida, pero es consciente de que es el único culpable. Ya no le importa nada, nada ni nadie después de esta partida. Lo jugó todo a una carta y salió perdedor.

No sabe qué rumbo tomará, si sabrá enfrentarse a su esposa e hijos. Todo su capital al descubierto, todo lo ha perdido en una noche.Piensa en esa mujer que se entregó a él, cuando eran más pobres que las ratas, fue su salvavidas. Ella con su alegría, su empuje para luchar y ganas de vivir logró que el no fuera un fracasa…

ALMAS LIQUIDAS/varios autores

ALMAS LÍQUIDAS  Autores: Óscar (El Salvador) Raymond (México) y Lola (España)




ELLA 
Ella tenía que estar en contacto con el agua. Se lavaba las  manos una y otra vez. Bajo la ducha se enjabonaba  lentamente mientras sentía caer las gotas calientes a sus  pies. Hoy era un día de tormenta, el aguacero regaba las  calles, las plazas, los campos y la hacía sentir plena de  dicha, pues esos días podía abandonar su refugio tras los  grandes ventanales y salir al descampado para chapotear  en los charcos como una niña. Su amor por el agua era  tan intenso que no faltó más de algún especialista que le  dijo que tenía un Trastorno Obsesivo Compulsivo. Le daba  igual.  Pronto se trasladaría a la zona costera donde podría saltar  por los arrecifes y entre las rocas, lanzarse al agua, pasear  sin rumbo por la orilla. 



EL

El adoraba sentir el contacto sensual del agua cuando en la  bañera resbalaba el chorro por su espalda. A veces se  sumergía en el río cercano a su cabaña, porque disfrutaba  el contacto con la natur…