Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

LA FIESTA / Eva Loureiro Vilarelhe

Extendí la sombra de ojos con pericia, harta de hacerlo con las demás a estas alturas podría pintármelos con los dos cerrados, y no apenas uno para confirmar que el gris perla de mis párpados combina a la perfección con el tono asalmonado de mi conjunto. ¿Vestirme de verano yo en pleno invierno? ¡Ni loca! La falda de tablas de tejido aterciopelado hasta media pierna es bien calentita para las bajas temperaturas que me esperan afuera, y el jersey de angora oversize de idéntico color es de una suavidad pasmosa. El abrigo fino negro y las sandalias serán mi única concesión incoherente con la estación del año en la que estamos, por aquello de que Sara y Mónica no me miren raro si aparezco con mis gastadas botas militares y mi grueso chaquetón de borreguillo.
Sí, mis amigas irán de vestidito de tirantes tiritando, procurando disimular el castañeteo de sus dientes llevándose su bebida a la boca. En conclusión, ellas estarán borrachas mucho antes del amanecer, y yo me aburriré como una ostra …

SEGUNDA LUNA DE MIEL/Ricardo Juan Benítez

Siempre había odiado las esperas. Por lo general  eran en lugares espantosos como la sala de urgencias de un hospital o la ventanilla de cobros de impuestos. Pero aún en esas largas colas que se formaban en los teatros los sábados por la noche, siempre estaba molesto. Pero hoy no. Debo confesar que la recepción de una notaría no es un lugar demasiado estimulante para la imaginación. Pero yo estaba a cientos de kilómetros de distancia de este lugar. Estaba pensando en lo que haríamos cuándo termináramos aquel trámite engorroso, pero a toda luz indispensable. Al salir llegaríamos hasta el descapotable negro. Ya tenía preparado todo el equipaje. Además: algunos bocados para el camino, la filmadora digital, las cañas de pescar y algunos otros elementos para practicar caminatas a campo traviesa, eso que ahora se da en llamar tracking. La ruta caracolea entre las montañas hasta llegar a una cabaña en aquel lugar alejado de todo. Estaríamos completamente aislados. Solos. Todo el tiempo que nos q…

CIELO ANDALUZ AZUL recitado en español y en árabe (del libro Singladuras)

LA FÁBULA DEL CUERVO, EL LOBO Y LA SERPIENTE

David Rubio Sánchez (1971, Sant Adrià de Besòs). Inicié mi andadura literaria con dos talleres de escritura creativa de Aula de Escritores, después publiqué en redes literarias como Falsaria, El Relato del Mes o Literautas en cuyas antologías anuales se han recogido algunos de mis relatos.
  Con el colectivo literario de Valencia Escribe participo en su revista digital y en sus tres últimas antologías de relatos Buffet LibreEl tiempo y la vida Relatos con Banda Sonora.   En mayo de 2016 publiqué mi primer libro de relatos de ciencia ficción  Los demonios exteriores, nacido de un proyecto literario de la página de recursos literarios Cafetera de Letras.



   Más allá de cualquier camino transitado por el hombre se encontraba una cabaña recubierta de jazmines. En ella vivía un curioso personaje que podríamos llamar el Hacedor de Cuentos, pues de su pluma surgían todos los relatos que han sido, y serán, contados por abuelos, trovadores, escritores o poetas.
   Cada mañana se despertaba con…

SIN ESCAPATORIA/Estrella Amaranto

Un hombre de aspecto joven y mirada cínica, cruzó una avenida envuelto en un largo gabán que le llegaba a los zapatos de charol negro tan relucientes como los rayos que iluminaban la acera por donde caminaba con paso raudo hacia el Hotel Glamintong, llevaba un sombrero negro ladeado hacia la derecha y unos guantes blancos. Cuando por fin entró dentro del edificio dirigiéndose al mostrador de recepción, recibió tres impactos de bala que le dejaron inconsciente rodeado de un pequeño charco de sangre. Nadie quiso ofrecer pistas a la policía cuando se personaron dos agentes interrogando a los clientes y a los empleados de recepción que habían sido testigos del suceso, por lo que sus pesquisas se vieron rodeadas de un gran mutismo, fruto del miedo a posibles represalias por parte del culpable o culpables.
Desgraciadamente al despertarse de la anestesia en el hospital, Renato Mezzano, había perdido completamente la memoria. Los médicos esperaron algunas semanas antes de darle el alta para ve…

TEMBLOR/Carlos Wilfredo Trejo

Los primeros diez minutos después del temblor

Escritor mexicano (México, D.F., 1977). Estudió la Licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam). Ganador en 2007 de una beca para estudiar en la Escuela Dinámica de Escritores que dirige Mario Bellatin. Sus textos han aparecido en publicaciones tales como Fantasci y Axxón. Historias cortas suyas han sido recopiladas en el libro Al diablo adentro, de la editorial Disculpe las Molestias. Ha sido invitado a dar clases de escritura creativa en varias universidades de su país y ha sido entrevistado para un sinnúmero de programas de radio.




Parece que la vida regresa poco a poco al estado en que se encontraba antes del terremoto. Volvemos a levantarnos temprano para ir al trabajo, para llevar a los niños a la escuela, para pelearnos con el tráfico y el clima y contra la somnolencia que parece no tener fin. A pesar de que queremos volver a la normalidad, el miedo aún permanece. Cualquier movimiento …

¿LIGAR? ¿QUE ES ESO?- Eva Loureiro Vilarelhe

Autora de la novela "Predestinados", primera parte de una trilogía, que sigue con el spin-off "Cuando las nubes están rosas, es que va a llover", y se completará con la publicación de la tercera parte la próxima primavera.  


«Es que yo siempre he pensado que las cosas no suceden por casualidad. Cada uno va haciendo su camino, pero ese camino te va a llevar a un lugar que ya estaba reservado para ti... Y tú, si eres generosa y honesta, como le ocurre a la protagonista del libro, al final vas a recibir eso mismo en tu vida, esa va a ser tu recompensa»
Editorial. Predestinados es una novela editada por Editorial Caligra del grupo Penguin Random House. 
Extracto entrevista de BEATRIZ ANTÓN "La voz de Galicia"






¿LIGAR? ¿QUÉ ES ESO?


Miré de reojo el minutero del reloj y me estremecí de nuevo. Paula resopló a mi lado, más bien porque le sacaba de quicio mi actitud, y no porque estuviese acelerando el proceso de secado del esmalte de uñas. “¡Perfectas!”, exclamó …