Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Déjà vu / Rosa Berros Canuria

http://elblogdelafabula.blogspot.com.es


Salían de la iglesia cogidos de la mano. Sus trajes de novios un poco desfasados y sus peinados antiguos me produjeron ternura y una tremenda sensación déjà vu, pero más fuerte, más profunda. Inexplicablemente, sus caras me sonaban de una manera inquietante; sus trajes pasados de moda en más de medio siglo y la escena a la puerta de aquella iglesia, no me eran desconocidos. Toda la imagen había sido vista por mí en algún momento. En ese mismo reconocido lugar. De repente, un resorte en mi memoria se activó; una sensación de frío glacial me recorrió la espalda y, a pesar de no tener espejo, sé que la sangre huyó de mi piel, dejándome la cara blanca como la de una estatua de mármol de Carrara. Volví a casa deseando estar equivocada, pero temiendo e intuyendo que no lo estaba. Bajé del altillo del armario la caja de lata donde, desde mi más tierna infancia, se guardaban fotos antiguas de familiares y amigos. Hacía más de quince años que no le echaba …

VIAJE DE IDA

El reloj del salpicadero marcaba las dos en punto de la madrugada. Simón conducía, hipnotizado por la sucesión de las líneas blancas pintadas sobre la calzada. A su lado dormía Ángela, su mujer, con la cabeza apoyada en el cristal y cubierta con una chaquetilla de punto.
   En el asiento trasero, Beatriz, la hermana pequeña de Ángela, se desperezó. Miró de soslayo a su derecha y palpó el tapizado. Al principio de forma sutil; después, nerviosa. Con la voz ronca, de recién despierta, preguntó:
   —¿Dónde está Guillermo?
   —¿Dónde está Guillermo? —repitió Simón con un tono divertido, sin apartar la vista de la carretera—. Sigue durmiendo. Todavía nos queda un largo camino hasta el hotel.
  —Déjate de bromas, ¿por qué no está aquí? —volvió a insistir la joven arrimándose al asiento que ocupaba el conductor.
  —Joder, ¿qué pregunta es esa? —Simón giró la cabeza y una mueca de sorpresa se le dibujó en el rostro. Su cuñado no acompañaba a Beatriz en el asiento trasero.

   Desconcertado, …

LA JAURÍA/María Magdalena Gabeta

El hombre era un enigma, un tipo alto y callado. Nadie sabía su origen, apareció una noche, medio muerto, con el cuerpo tajado hasta lo indecible y delirando como un loco. Santiago, el Jefe, en un gesto extraño para sus compinches, les ordenó que intentaran salvarlo. Algo le decía que ese hombre les sería útil.

Lo curaron con hierbas mezcladas con barro y saliva que colocaron sobre sus heridas, apretándolas con sucios vendajes. Cuando la fiebre pasó y las heridas cerraron, le dijeron que debía quedarse con ellos o tendrían que matarlo porque ahora conocía el cubil dónde se refugiaban. Se quedó.

Nadie se interesó en saber el porqué había aparecido en esas condiciones. No les preocupaba; eran hombres rudos, acostumbrados a matar y morir sin cuestionamientos.

- No soy ladrón ni asesino - aclaró. Algo harás, le contestaron y se convirtió en el ecónomo del grupo.

Jamás intervenía en los asaltos. Llegaba después que todo había terminado; el resto de los hombres lo esperaba para entregarle …

LO PROHIBIDO /Rubén García García

Cada beso era para nosotros el último. Disfrutábamos. Recogíamos las prendas tiradas sobre la pelusa de la alfombra del motel. Vestido, recomponiendo la corbata y tomando tus hombros,  y con voz fatigada decía: “esto ya no sucederá”, al mismo tiempo que te ofrecía un beso tierno en la redondez de tu pómulo; era uno, dos, pero bastaba para encendernos y terminábamos con las ropas desperdigadas. ¡Todo se resolvió por fin! Fue el día que decapitamos el arrepentimiento.

Rubén García García "Sendero" MÉXICO


https://senddero.wordpress.com

LA SOLEDAD/ Kirke Buscapina

http://buscapina7.blogspot.com.es/

Llegaste a mí con el ímpetu de un vendaval removiendo todo mi ser. Llegaste para instalarte en mi corazón, como un bálsamo, como una bendición. Llegaste para enseñarme qué es la felicidad.
Recuerdo el primer día que te vi. Bajaste del autobús que te traía desde la capital, con tu camisa blanca impoluta que resaltaba el moreno de tu piel. Tu llegada fue un acontecimiento, nadie se quiso perder ver arribar al nuevo maestro.
Toda la chiquillería acudió a recibirte. Tras la muerte de don Ambrosio, la escuela se quedó huérfana y los niños pudieron gozar de unos pocos días de libertad. Una libertad rota por tu llegada, todo el pueblo te esperaba con recelo pero tú nos sorprendiste a todos, especialmente a mí. Nunca hubiera podido sospechar hasta qué punto.
Recuerdo que decidiste dar la primera clase fuera de la escuela, al aire libre, porque decías que el conocimiento no debe darse entre cuatro paredes que lo constriñen, que el saber no tiene límites. Esas fu…

EL ÚLTIMO VIAJE/ Juan Carlos Vásquez

Juan Carlos Vásquez, Valencia, Venezuela. Autor del libro de relatos Pedazos de Familia (Estival teatro, Venezuela 2000). Otros textos han sido publicados en diversos volúmenes colectivos y antologías en Chile, México, EE.UU. y España; asimismo en columnas periodísticas del Diario El Impulso (Barquisimeto, Venezuela). Integrante del grupo cultural Spanic Attack (New York, 2004). Obtiene distinciones en los Concursos de Poesía Pro lingüístico y Multimedia Premio Nosside (Calabria, Italia), Edizione 2005 y 2006. Semifinalista en el Concurso de poesía Pasos en la Azotea, México DF, 2006. Ha vivido en Tampa (Florida), Nueva York, San Francisco y Barcelona.


Se establece el comienzo de un dictado del que nunca hablamos en casa. La estructura infinita de un más allá. La muerte esta allí, con sus silencios, con sus doctrinas condenatorias, esperando que hagas todo con tus manos para desarmarlo. Promete un sitio de orden y de generosa hospitalidad que no conocemos. Estoy impaciente, ansios…

EL CURRÍCULO PERFECTO/Carlos Wilfredo Trejo

http://elultimovaquero.blogspot.com.es/
http://literaturaeinspiracion.blogspot.com.es/
Ese descubrimiento, tan pequeño y a la vez tan grande, estuvo rondando mi cabeza durante muchos años. Estoy seguro. Pero no fue sino hasta tres meses después de perder mi último empleo que regresó para golpearme con fuerza en la cara. En realidad no era infeliz en mi viejo trabajo. Es sólo que tampoco era feliz. Nunca he podido ser como mis amigos y conocidos que con tanta pompa presumen en las redes sociales lo que hacen. Nunca puse fotografías de mi escritorio ni hablé de mis viajes de trabajo ni mucho menos mencioné a qué me dedicaba. Mis conocidos no preguntaban, sólo llenaban el vacío diciendo “Siempre pensé que eras ingeniero” o “Creí que trabajabas en las artes visuales o algo por el estilo”.

 La verdad es que me daba risa enterarme de lo que pensaban. Pero desde hace tiempo que no hago nada. Ya no me dedico a nada. Y eso, amigo mío, es mi verdadera tragedia. Después de perder mi trabajo no qu…

LA DANZA DEL CHAMAN/David Rubio

David Rubio Sánchez (1971, ). Sant Adrià de Besòs Inicié mi andadura literaria con dos talleres de escritura creativa de Aula de Escritores, después publiqué en redes literarias como Falsaria, El Relato del Mes o Literautas en cuyas antologías anuales se han recogido algunos de mis relatos.
  Con el colectivo literario de Valencia Escribe participo en su revista digital y en sus tres últimas antologías de relatos Buffet Libre, El tiempo y la vida y Relatos con Banda Sonora.

  En mayo de 2016 publiqué mi primer libro de relatos de ciencia ficción  Los demonios exteriores, nacido de un proyecto literario de la página de recursos literarios "Cafetera de Letras.

LA DANZA DEL CHAMÁN

El rito precisaba de mí, del alma atormentada de tu madre, y aquí estoy.
Ya resuena el ritmo hipnótico del tantán por toda la cueva. El chamán comienza a bailar alrededor del altar sobre el que yace el pútrido cuerpo. Su voz invoca, canta y grita. Su espíritu abandona esta existencia en busca de lo que es nuest…