Entradas

Mostrando entradas de septiembre 17, 2017

CASINO/Lola O. Rubio

Imagen
Carlos salió de madrugada, después de una noche como otras en el Gran Casino. A diferencia esta vez lo había perdido todo: estaba en bancarrota. Vestido con smoking, la pajarita desabrochada mientras esperaba al aparcacoches. Su aspecto inmaculado de hace unas horas ya se ha evaporado. Su mirada mira al infinito, sus ojos miran sin ver. Saca algo de un bolsillo, se lo lleva a sus fosas nasales. Ni eso le anima. Un sudor cadavérico le pasa por su nuca, un escalofrío que presagia muerte. Está muerto. Un muerto en vida, pero es consciente de que es el único culpable. Ya no le importa nada, nada ni nadie después de esta partida. Lo jugó todo a una carta y salió perdedor.

No sabe qué rumbo tomará, si sabrá enfrentarse a su esposa e hijos. Todo su capital al descubierto, todo lo ha perdido en una noche.Piensa en esa mujer que se entregó a él, cuando eran más pobres que las ratas, fue su salvavidas. Ella con su alegría, su empuje para luchar y ganas de vivir logró que el no fuera un fracasa…

CARTA DESDE EL FRENTE/Kirke

Imagen
CARTA DESDE EL FRENTE

Peña Citores, 9 febrero de 1938
Querida Manuela: Escribo estas líneas sin la certeza de que podrás leerlas, y en el caso de que lleguen a tus manos, cuando las leas, no sé dónde estaré. Primero quiero que me perdones la tardanza en contestar a tu última misiva. Sabes las dificultades que supone enviar cartas desde el lugar en el que me encuentro. Llegar hasta esta posición en la montaña es complicado, mis camaradas del Batallón Alpino suben cada dos semanas a traernos suministros, y de paso el correo recibido en Cercedilla. Los escasos alimentos apenas llegan para reponer las fuerzas que el frío y la desesperación nos quitan y las cartas son un breve alivio a la soledad que estas cumbres nos regalan.
En las gélidas noches de guardia me refugio en el recuerdo de tus abrazos, en la visión de tu sonrisa y en el sonido de tu cálida y cantarina voz. Rememoro los días junto a ti paseando a la orilla del río que riega los campos labrados por tus padres. Si cierro los ojos p…

LOS SANTOS INOCENTES/Miguel Pina (Crítico Cine)

Imagen
http://www.cineycriticasmarcianas.com
Mientras, Azarías arriba, mascaba salivilla y reía bobamente al cielo, a la nada, milana bonita, milana bonita, repetía mecánicamente. -Miguel Delibes, Los santos inocentes.




Brutal, seco, sorprendente y descorazonador drama rural que convulsionó la historia de la cinematografía española en el año 1984. A finales del mes de mayo de ese mismo año, saltaba la noticia en todos los medios de comunicación de España, en la que se comunicaba que Alfredo Landa y Francisco Rabal habían obtenido exequo el galardón a la mejor interpretación masculina en el Festival Internacional de Cine de Cannes. Su trabajo en Los santos inocentes interpretando a Paco el bajo y Azarías se imponía a actores de la talla de Marcello Mastroianni, Michael York o Anthony Hopkins. Cuando Paco Rabal subió a recoger su parte del premio, inmortalizó entre susurros su mítica frase por la que es recordada la película, "milana bonita, milana bonita".

El escritor español Miguel De…