Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

LA VIDA POR LA QUE SUSPIRAS/David Rubio

David Rubio Sánchez (1971, ).Sant Adrià de Besòs Inicié mi andadura literaria con dos talleres de escritura creativa de Aula de Escritores, después publiqué en redes literarias como Falsaria, El Relato del Mes o Literautas en cuyas antologías anuales se han recogido algunos de mis relatos.   Con el colectivo literario de Valencia Escribe participo en su revista digital y en sus tres últimas antologías de relatos Buffet Libre, El tiempo y la vida y Relatos con Banda Sonora.
  En mayo de 2016 publiqué mi primer libro de relatos de ciencia ficción  Los demonios exteriores, nacido de un proyecto literario de la página de recursos literarios "Cafetera de Letras."


  El hombre, aquel que el pequeño Juan llamaba papá; el mismo con el que se acostaba cada noche Susana, su mujer; el tipo del traje gris marengo y mirada cansada para el resto de los ocupantes del autobús, cogió el teléfono.    —¿Quién es?
   —Lo sabes de sobra.   Manuel no contestó. Guardó el móvil en el bolsillo delantero de…

EL JUGADOR/José Fernández del Vallado Gª Agulló

José Fernández del Vallado Gª Agulló. Madrid. 23/09/1962 es licenciado en la Escuela de Cerámica de Madrid. Administrativo en Bansacar. Cursa la Carrera de Geografía e Historia en la U.N.E.D. Aprendizaje durante tres años en www. taller de escritura. com. Publica el cuento de título: “Tersifón,” se incluye en el libro de relatos anual del Taller: “Vino un Chino y nos Vendió un Mechero.” Autor, también, de las novelas inéditas: “Petite Terre” 1997 “De Retorno al Atlántico” 1998. y “El Valle y la Fortaleza” 2006, y el libro titulado: “El sueño de Vicente Bernabé,” con relatos entre los años 2004 y 2006.También de las novelas publicadas: “La Esposa del Faraón 2007”; “Amalia Adela y Yo”, 2008; Libro de Relatos: “Los Ojos Grises 2009”; “Siete llaves y el Templo 2010”; “Escuela de Artes y Claudia 2010”; Semifinalista en el IV y V Certámenes de Poesía y Relato GrupoBuho; Tercero en el concurso de Relatos Cortos de Viaje Moleskín 2008 y finalista en el 2011; Ganador del Certamen de microrelat…

EL HOMBRE - Rubén García García

Rubén García García, nació en Álamo, Veracruz, México en 1946. Reside en la ciudad de Poza Rica, Veracruz.  Egresado de la UNAM, y trabajo en la facultad de medicina de la Universidad veracruzana. Ha sido antologado en Cien fictiminimos(Edit. Ficticia)  Alebrije de la palabra, (Universidad Autónoma de Puebla)  Minibichiario, (edit. Ficticia)  Lectura de locos ( edit. GH)  Cuentos pequeños grandes lectores. 2015 Eros y afrodita (Edit. Ficticia 2017)
https://sendero.wordpress.com

El hombre (Relato breve)
Cuando cerraba la puerta su hijo lanzó un beso chasqueando la lengua. Ella entrecerró los ojos y vio nítida la imagen de su esposo que hace dieciocho años, se había ido de viaje. Lo recuerda con el ceño fruncido, la ceja levantada y aquella sonrisa indefinible con la cual se despidió. Para ella no era extraño que él se ausentara algunos días. fue un otoño, y el frío entraba por las rendijas de la puerta. Vivían en un condominio donde los edificios eran idénticos. Siente que era una buena persona,…

IN MEMORIAM MARILYN MONROE

Utilizaron tu hermoso cuerpo para templar su soledad Y ellos se sirvieron   de tu ingenuidad Para comprar el precio de la fama. Todos querían tu cuerpo, tú deseabas sus almas. Ellos perdían, tú ganabas. Era un contrato perfecto, pero ni el propio Mefistófeles hubiera podido llevar a efecto un pacto tan diabólico. Tu perdiste la vida, Ellos ganaron un ídolo de barro al que aún adoran, blasfemos.

La belleza es un don del cielo Pero siempre lleva su carga de dolor. No todos estamos preparados Para recibir el regalo de los dioses. Cuentan que tus amantes eran príncipes y reyes, pero no por eso menos brutales que cualquier otro ser humano. Utilizabas tu cuerpo de diosa Para comprar las dosis de afecto Que no encontrabas en el supermercado. Ellos ganaban una lujuria triste Tu perdías el afecto en besos comprados. La magia te hizo presente En la mente de todo un universo. Ellos sabían que tu cuerpo No se movía como un robot Mientras se afanaban en desnudarte. Ellos ganaban un placer solitari…

ESOS CABRONES BAJITOS/Blanca Bianca

No me gustan los niños, es así, y  sé que suena raro porque todo el mundo adora a esos pequeños seres gritones y llorones, se habla de su dulce y mágica inocencia y su mirada limpia, pero eso era antes cuando estaba de moda la conocida, socorrida y didáctica colleja usada como método educativo universal, ahora desde que se perdieron las buenas costumbres la mayoría de los enanos son pequeños tiranos que corretean todo el tiempo gritando, hasta que pillan terrible pataleta y los gritos se convierten en aullidos que acaban reventando tímpanos y nervios. En realidad me gustan los bebés, esas cositas rosadas y suaves que viven su vida sin meterse con nadie, hasta que cumplen dos años son seres encantadores ocupados en mirarse con gran interés los dedos de la mano, chuparse un pie o quedarse absortos con la vista perdida en un punto indeterminado del espacio, echando babas y mocos no molestan y van a lo suyo, viven en su mundo sin dar la brasa gorjean un rato y de repente se quedan dormido…

UN MINUTO DE RETRASO/Carlos Rosique

Llegué con un minuto de retraso, el tren era rápido tus ojos claros.
Nos besamos sin mirarnos la noche era oscura, tus ojos parecían estrellas.
En tus pechos anidaban el sol y la sombra, fielmente retomada.
En tus cabellos dos lágrimas corrían por tu espalda, cerrando las palmas.
En tus labios un deseo, de azul y grana tu mirada.
Llegué un minuto tarde el tren salió rápido, ella estaba sola.

CARLOS ROSIQUE
 (Madrid, Marzo de 2016)

LOS TEMPLARIOS/Felisa Gonstarki

Gabriel y Piero Catalano fueron hijos tardíos de mujeres de edad añosa.

Gabriel, quien cuido de su madre hasta entrado los ochenta de ella, sin casarse ni tener hijos y por supuesto, siendo muy culto, y arquitecto de su propio destino.
Gabriel y Piero tenían una cofradía de amigos inseparables.
Todos hacían terapia de vidas pasadas, pero a ellos, les atraía más que a todos.
Y decidieron ver quienes habían sido en sucesivas reencarnaciones.

Esas reverberaciones los instaban a buscar sus orígenes.

Así llegaron a la conclusión, que en sus vidas anteriores habían sido templarios.

Y según esa terapia de vidas pasadas, basada en cartas natales, regresiones hipnóticas, y asociaciones libres Gabriel y Piero habían peleado contra los vikingos y musulmanes en Tierra Santa y habían empuñado espadas contra sus enemigos asestándoles mortales estocadas.

Tales eran sus ensoñaciones que los convocaban en sus encuentros de cofradía, que compartían todos los jueves.

Así fue que determinaron ir juntos a Tierra S…

"EDGAR" /Edgardo Castillo

Con nosotros vive un gato negro. Lo encontramos en la calle, perdido, muerto de hambre. Suponemos que ya es algo mayor; su pelo tiene varias canas, no le gusta salir de casa y se la pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Por la mañana se levanta antes que todos y araña la puerta de la habitación de mis padres. Lo hace hasta que abren y papá baja hasta la cocina y pone algo de comida en su plato. El gato se llama Edgar, como ese viejo y famoso escritor.

Lo encontramos en la calle, debajo de un automóvil. Lo llevamos a casa. Traía puesto un collar pero ninguna identificación. Le tomamos una foto en donde no salía nada bien (es muy difícil tomarle una buena foto a un gato negro), luego salí a la calle y pegué los letreros de “encontramos gato” en postes y en tiendas y en cualquier sitio donde me lo permitieran. Pasó un mes y nadie lo reclamó. Nosotros inevitablemente nos encariñamos con él.

Si Edgar fuera una persona seguramente seríamos amigos. Tiene un carácter de esos bonachones, …

LA MORTAJA PÚRPURA/ El baile de Norte

http://www.elbailedenorte.com
La mortaja púrpura
Avanzaron despacio entre el bosque de pilastras que conformaba la planta octogonal de San Vitale. La luz plomiza del exterior se matizaba adquiriendo tonalidades doradas al atravesar las ventanas de piedra fina e incidir sobre los miles de teselas de vidrio, madreperla y terracota esmaltada que decoran el interior. Pequeñas nubecillas de vapor salían de sus bocas cuando exhalaban el aire calentado en sus pulmones, lo que hacía más irreal, más inmaterial si cabe el ambiente recogido y silencioso de la iglesia. Tanto que a Francesca llegó a causarle cierta zozobra y buscó la mano firme y reconfortante de su acompañante para jugar con su dedo meñique, en un acto cándido y tranquilizador que la transportaba a su infancia.
Deambularon en silencio sin un rumbo fijo, admirando la, para ellos misteriosa, iconografía que aparecía representada en cada uno de los rincones de la enorme estancia. Mármoles, frescos, mosaicos y columnas, con elaborados c…