DUAL/ Lola O. Rubio



Es el instante, siempre el instante fugaz e irrecuperable como un ave migratoria. Siento que me pierdo en esta marea azul. Me pierdo y me encuentro. A veces me siento como si fuera dos. Me desdoblo, soy dos, siendo una. El ying y el yang. Las dos caras de la luna. Es mi sentir con las letras desfasadas en un derroche de verborrea falaz.

El azar me trajo a leer tus letras, a sentir como tú sientes, identificarme al cien por cien contigo. Tú no sabes que nos parecemos en todo, que somos las dos caras de la misma moneda. Nacimos el mismo día, el mismo año, en diferente país. No lo imaginas, no, no podrías adivinarlo, pero llevo un bagaje a mis espaldas, he vivido lo que viviste, he sentido lo que sentiste. Este soliloquio es  desnudar mi alma quebrada, rota, de boca en boca en los mentideros de las viejas que hablan sin ton ni son. En las esquinas, ellas parlotean, hablan, deshojan la margarita ¡Qué se yo!

Me gustaría retroceder en el tiempo, recuperar ese tiempo perdido. Necesito como sea coger el tiempo de puntillas, o a zancadas. Si las hojas del reloj retrocedieran... Sí, me gustaría recorrer lo andado para revivir lo perdido. Es una quimera, lo sé. Soñar no cuesta nada.
No me importa, hace tiempo que lo que digan me importa poco. Sólo tú me importas, mi amigo, mi hermano, mi confidente. Tú eres yo y yo soy tú. No lo sabes, aún no lo sabes. Guardas silencio, y finges no escucharme.


Lola O. Rubio
Madrid - España




RELATO PARTICIPANTE EN EL MES DICIEMBRE

"EL TINTERO DE ORO"

Promovido por el escritor DAVID RUBIO